LA SAL DE LA TIERRA

La Sal de la TierraHe disfrutado viendo el documental “La Sal de la Tierra” en el que se narra la vida y la obra del brasileño Sebastián Salgado y como sus fotografías, no te deja indiferente. Lo he disfrutado mucho, aunque algunas partes del relato son muy duras como cuando vemos el trabajo de Salgado en el Sahel o en la región de los Grandes Lagos.

Salgado tiene una mirada muy personal, como él mismo dice: “Mi fotografía no es en absoluto  objetiva: es profundamente subjetiva. Como todos los fotógrafos, fotografío en función de mí mismo. De lo que me pasa por la cabeza, de lo que estoy viviendo y pensando. Y lo asumo.”

Los directores del documental (el hijo del artista, Juliano Ribeiro Salgado, y el alemán Wim Wenders) mezclan imágenes de los viajes del fotografo con secuencias del propio Salgado mirando a cámara narrando su vida.

Un fotógrafo comprometido con la sociedad y especialmente con los que menos tienen, que se entregó a documentar realidades que parece que no queremos ver. La crueldad del ser humano sobre otros seres humanos y sobre nuestro planeta.  Se involucró en conflictos olvidados hasta vaciarse, emocionalmente roto, sólo la naturaleza pudo sacarle de ese pozo de dolor.

En la finca familiar en el valle del río Doce, en el estado de Minas Gerais, un lugar que encontró deforestado y erosionado, sin las especies animales y vegetales que antaño poblaban el lugar, muy distinto del que recordaba de cuando era un niño. Junto a Lélia Wanick, su  esposa, replantaron el bosque con las especies autóctonas recuperando el ecosistema original. Un proyecto de recuperación del bosque que antaño cubría la finca familiar en Brasil. Bautizaron su obra como Instituto Terra. El proyecto liderado por su mujer fue un éxito que comenzó a curar sus heridas y recuperar las ganas de seguir trabajando, haciendo fotografías.

Así nació la idea de Génesis, Un proyecto para ensalzar aquellos lugares que hoy siguen siendo vírgenes, que se conservan en un estado prístino. Verdaderos santuarios para la naturaleza y para esos pueblos que aún viven como sociedades primitivas. No en el sentido de atrasadas, sino como portadoras del conocimiento ancestral que nos permitió una relación de equilibrio con el medio. Una obra que le llevo a recorrer el orbe durante 8 años. En Madrid pudimos disfrutarla la pasada primavera en una espléndida exposición en Caixa Forum.

Un documental muy interesante y que os recomiendo ver mientras se mantenga en cartelera. Y una vida increíble, de una persona que me produce una enorme admiración y  en la que encuentro múltiples paralelismos con otra figura muy admirada, Richard Kapunciski. Ambos se entregaron con pasión a su trabajo, documentar lo que sucedía y hacernos participes al resto, uno a través de las fotografías, otro a través de sus relatos. Sin duda necesitamos más personas como ellos para contribuir a que nuestras sociedades cambien hacia un modelo que entienda que hace ya tiempo que rebasamos los límites planetarios y que la única pregunta valida es si aún estamos a tiempo de enderezar el rumbo.

De mi tierra a la tierraAproveché la ocasión para conocer más al personaje. Acabo de terminar el libro “De mi tierra a la tierra” unas memorias de Salgado escritas en colaboración con Isabelle Francq en la que relata su vida, sus trabajos y su amor por la fotografía, África y por el ser humano.

“Integrándose completamente con lo que le rodea, el fotógrafo sabe que va a presenciar algo inesperado. Cuando se funde con el paisaje, con la situación, la construcción de la imagen acaba emergiendo ante sus ojos. Pero para lograr verla, debe formar parte del fenómeno. Entonces todos los elementos se ponen a actuar para él. En esos instantes, ¡qué éxtasis!”

Claro, también os recomiendo su lectura ;)

Un abrazo.

Más información sobre Sebastián Salgado.

Minientrada
Turismo en bicicleta

Viajando en bicicleta

El Gobierno aprobó el Plan Sectorial de Turismo de Naturaleza con el objetivo declarado de poner en valor la diversidad a través del turismo de naturaleza.Sin duda una oportunidad que nos suena muy bien a todos los que creemos que el turismo de naturaleza es una gran herramienta para preservar nuestra naturaleza y lograr que el turismo se convierta en una herramienta de conservación.

Tendremos que esperar para conocer su redacción definitiva y si realmente supone un cambio profundo. Ya hemos vivido experiencias similares, el Plan de Impulso del Turismo de la Naturaleza, la Carta Europea de Turismo Sostenible, El Club de Ecoturismo… Ninguna de ellas ha supuesto un cambio importante en la situación del turismo de naturaleza en nuestro país.

Aunque algunas cosas están ya muy claras. La demanda existe, el cliente europeo está interesado en el ecoturismo.

Según el Gobierno, el 21% de los ciudadanos europeos dan importancia a la Red Natura 2000 (el principal instrumento de conservación de la biodiversidad de la UE) a la hora de elegir su destino turístico. Los gastos asociados a las visitas a la Red Natura oscilan entre 50.000 y 90.000 millones de euros al año, según los datos facilitados por el Gobierno. Además han subrayado que el sector del turismo en esos espacios representa 5 millones de empleos.

Las pernoctaciones anuales asociadas al turismo de naturaleza en España ascienden a 35 millones y más de 500.000 de turistas internacionales eligen España como destino para realizar turismo de montaña. Otra de las propuestas de gran crecimiento en España y muy establecida en otros países europeos es el turismo en bicicleta que genera 20 millones de vacaciones al año según el estudio “El Impacto del Cicloturismo en Europa” encargado por la Unión Europea.

Hay que tener en cuenta que una de las carencias de las propuestas anteriores ha sido no dar la importancia debida a la creación de producto turístico, sin duda una de las debilidades del turismo en España que aún necesita crear nuevos productos experenciales, orientados al mercado, que resuelvan las necesidades de cada tipología de turista y que incorpore grandes dosis de interpretación del patrimonio para de verdad pasar de unos excelentes recursos y atractivos turísticos (donde la biodiversidad es sin duda uno de los más importantes) a contar con una oferta variada, diferenciada y atractiva que responda a las motivaciones de las personas que viajan con interés por conocer la naturaleza.

Seguiremos con atención la evolución de este plan y esperamos que está vez sí, sea de verdad el momento del turismo de naturaleza en España. Sin embargo en el proceso hay muchas sombras, se ha aprobado muy rápido, sin presentarse al Consejo Asesor de Medio Ambiente y con nula participación publica. Seguiremos hablando de ello.

Un saludo.

 

 

Formación en turismo responsable

Estamos participando en un proyecto muy interesante que se denomina ECOTURALIA, de la mano de Eco-Unión y financiado por la Fundación Biodiversidad. Nuestra participación se centra en la elaboración del material didáctico para un curso que tiene como objetivo fundamental mostrar las claves de por qué es importante apostar por el turismo responsable, cómo podemos hacerlo y cómo podemos mejorar los productos turísticos de pequeñas empresas para que consigan penetrar en el mercado de una forma más eficiente e incluso plantearse la penetración en los mercados europeos con un gran potencial de clientes.

La formación pretende dotar de herramientas a las pequeñas empresas participantes y una de las líneas importantes es el estudio de casos reales.

Os dejamos la presentación con algunas de las empresas que no servirán de muestra, de ejemplo, de casos de estudio.

Esperamos que os resulte de interés y por supuesto, recomendarnos en los comentarios otros ejemplos que podamos tener en cuenta para nuestra formación.

Un saludo.

 

Península Valdés, un paraíso natural.

Han sido unos días intensos con muchas horas de campo y de disfrute en un lugar mágico, atractivo y que nos ha deparado momentos memorables.

Este puente de los Santos, en bici por las Vías Verdes.

Sí, como siempre hay un puente y tenemos un viaje.  Nos vamos a recorrer las Vías Verdes del Aceite y la Subbética, otro viaje en bicicleta.
Es curioso ver como en estos puentes nos movemos millones de personas. Estas escapadas cortas se han convertido en prácticamente una necesidad para escapar de la rutina cotidiana y son básicas para sostener el sector del turismo rural y activo. El turismo de naturaleza necesita estos puentes para mantener el negocio. La demanda es mayor para las actividades de 3, 4 o 5 días que para un fin de semana.
Ahora mismo voy en el autobus llegando a la que será nuestra parada para tomar el café por la carretera de Andalucía y el tráfico denso.
Pienso en como estos viajes reparten beneficios a nivel local, una parada para tomar café,  comprar agua,  pan…
Después parar a comer, quizás comprar aceite, vino, queso o algo de artesanía.
Cuando se llega al sitio donde dormimos se concentra el gasto más importante: cenas, alojamiento y desayuno.
Ese es el gran valor de estas propuestas turísticas más pequeñas,  reparten más beneficios a nivel local, clave para lograr un turismo mås responsable, que de más valor a las singularidades locales, que promocione esos elementos diferenciales que hacen de cada lugar y sus habitantes un lugar único e irrepetible.

En bici por Zuheros

Viaducto de Zuheros

Los descubriremos muchas veces a travės de visitas guiadas, este puente una por Montilla y otra de una bodega, Cruz Conde también en Montilla. Por qué además de andar o de montar en bici o de observar fauna queremos conocer, disfrutar de la gastronomía,  aprender, saber un poco más de la historia y de la cultura de los lugares que visitamos.
Que esas visitas sean realmente memorables no es sencillo y aquí es donde entra en juego la interpretación del patrimonio como herramienta para poner en valor todos los recursos del territorio sean tangibles (monumentos, árboles singulares, yacimientos arqueológicos,  patrimonio industrial y un  larguísimo etc.)
o intangibles como leyendas, tradiciones,  o esos saberes tradicionales relacionados con la naturaleza.
Ese conocimiento ascentral sobre los ciclos de la vida, las estrellas,  los rastros de la fauna,  los usos de las plantas son temas que despiertan el interés de los consumidores de este tipo de turismo.  Personas eminentemente urbanas que habitan en grandes ciudades.
Que buscan, que buscamos, descansar de forma activa, involucrarnos con los paisajes que revorremos, saborear experiencias, acumular sensaciones que perduren, en definitiva hacer turismo de naturaleza, responsable y que colabore en el desarrollo rural, local.
Ese desarrollo tan necesario para conservar ese patrimonio que además es el que nos atrae, nos convoca cada puente, cada escapada.
Un abrazo y que paséis buen puente donde quiera que os encontrėis.

Minientrada
Peligro Minas

Peligro Minas

Para mí está es una cuestión muy importante y sobre la que trabajamos poco los que nos dedicamos a diseñar viajes.

Muchas veces diseñamos viajes pensando en nosotros, sin pensar demasiado en la persona que finalmente realizará ese viaje.

En otras ocasiones nos basamos en estereotipos que no suelen ajustarse a la realidad.

Creo además y llevo años defendiéndolo que cada vez tiene más peso, no el sitio donde vamos, que incide más en nuestra elección que es lo que haremos allí.

Es más importante el qué haré, qué dónde iré.

Mi reflexión hoy nace de la lectura de un artículo en la web actualidad.rt.com sobre Turismo Extremo que me plantea de nuevo dudas, quizás siempre necesitaremos nuevas experiencias, e incluso arriesgarnos físicamente para salir de nuestra rutina diaria, de una vida que vivimos sin ser la que nos gustaría vivir…

Y claro,  no estamos hablando en muchos casos de hacer una actividad que conlleve un cierto riesgo como podría suceder en determinadas actividades de turismo activo, donde el clima o el cansancio físico es una variable que aumenta las posibilidades de que ocurra algo imprevisto, no en ocasiones se popularizan destinos o visitas que lo que nos muestran son lugares azotados por la tragedia, o por ese reparto de la riqueza tan injusto que hace que el nacer en algunos lugares del planeta ya suponga un hándicap para el resto de tu vida.

Os dejo una viñeta de El País, ya bastante antigua, del 4 de julio de 1999 pero que sigue totalmente vigente.

Turismo peligroso

Turismo suicida

¿Qué pensáis? ¿Son estos los destinos que os resultan atractivos?

Un saludo.

Eslovenia en bicicleta, de la montaña al mar.

Viaje en bicicleta por Eslovenia (58)Cómo ya sabéis, yo trabajo en una empresa de viajes en bicicleta, este año teníamos un nueva ruta BTT en Eslovenia, que además tocaría un poco de Croacia y finalizaría en Italia. Teníamos una idea bastante clara de la ruta ya que hicimos otro viaje en Eslovenia hace unos años y muy claro el perfil del público al que dirigíamos la ruta. Dentro de que Eslovenia es un país montañoso, nuestra idea era salir de la capital, Liubliana y dirigirnos rápidamente hacia el sur, buscando la costa, con una orografía más suave.

Teníamos claro también que queríamos pasar por algunos de los recursos turísticos más conocidos del país, las Cuevas de Postojna, el Castillo de Predjama, y queríamos recorrer hayedos, la Vía Verde de la Parenzana y algunas zonas más donde poder disfrutar de los fenómenos karsticos.

Nos pusimos manos a la obra y hay que reconocer que turismo de Eslovenia está haciendo un gran trabajo, con una web con mucha información, disponible en varios idiomas y con mucho material.

Además este pequeño país que tiene claro que el turismo es una fuente de ingresos muy importante, dedica muchos esfuerzos al turismo de naturaleza y especialmente al turismo activo, con bastante información para las rutas de senderismo y de bicicleta.Viaje en bicicleta por Eslovenia (49)

De estas últimas hay que decir que por desgracia la información está muy deslavazada y que hay una gran diferencia entre lo que te ofrecen los folletos y lo que encuentras en realidad. Por ejemplo puedes ver por buena parte del país unas rutas señalizadas para bicicletas en cruces de caminos y carreteras pero no hemos sido capaces de encontrar un mapa o una web donde se puedan ver esas rutas en su conjunto, o de donde a donde van cada una de ellas.

En cualquier el país nos parece muy interesante, con muchas posibilidades para esta tipología de turismo y donde aún es fácil salirse de las rutas frecuentadas por muchos turistas y disfrutar de un turismo más sosegado y de carácter más local.

Trataremos de iros contando más cosas en los próximos días pero como adelanto os dejamos los tracks del recorrido que realizamos con nuestro grupo y la información previa con bastantes datos de interés. Han sido unas vacaciones en bici en el que hemos disfrutamos mucho haciendo turismo en bicicleta.

Cueva de Scockjanske

Matavun y Cueva de Scockjanske